Mitos, leyendas y folclore del mundo...

Escucha este podcast en: Spotify | Apple Podcasts | Google Podcast | Ivoox | Podimo |Spreaker | Himalaya | RSS

Resumen gráfico a manera de cómic de este episodio:

Transcripción del episodio

En la antigua Grecia existían unos artefactos llamativos, pequeños juguetes de forma humana, que se cree se usaban para aplicar conjuros a otras personas, estos objetos se denominaban kolossoi, y se han descrito como “muñecas vudú griegas”.

Las Kolossoi son artefactos bastante antiguos, según algunos investigadores su presencia se remonta al antiguo Egipto desde donde llegaron a Grecia. Se utilizaban sobre todo como piezas dentro de rituales amorosos o de tipo erótico, y consistían en figuras de diversos materiales, la mayor parte representadas con las manos atadas, y a las que se les había atravesado varias agujas, claramente nos recuerdan a las muñecas vudú presentes en nuestra imaginación.

En la antigua Grecia las primeras evidencias de su presencia se pueden datar en torno al 400 y 600 antes de Cristo. Y son la representación de lo que se denomina magia simpática, es decir, magia en la que un objeto, se conecta simpáticamente, a una persona, el término simpático proviene de las raíces griegas sym que significa con y pathos que significa sufrimiento, para formar la conexión entre el objeto y la persona, se debe realizar un ritual específico, que varía según el objetivo por el cual se está creando la kolossoi.

En pocas palabras: lo que le pasa a la muñeca, sea esto malo o bueno, le pasa a la persona atada a la muñeca.

Bienvenido a Mitos y más un podcast sobre mitología universal en el que repasamos diversos mitos, leyendas e historias provenientes de diversas culturas, algunas muy conocidas, otras poco extendidas, pero todas con alguna lección importante que podemos aprender.

Las Kolossoi estaban habitualmente relacionadas con rituales de tipo erótico, aunque no era su único empleo, en algunos casos se usaban como una forma de sellar juramentos, y es con esta utilidad, que las kolossoi tienen una historia muy interesante, una historia que nos lleva a la isla de Thera.

La isla de Thera, ahora conocida como Santorini, tiene una violenta historia geológica, se conoce que fue el sitio de una de las mayores erupciones volcánicas de la historia, la erupción minoica, también llamada erupción de Thera, este proceso ocurrió hace aproximadamente unos 3.600 años, momento en el que la civilización minoica se hallaba en su apogeo. El tsunami que siguió a la gran explosión destruyó buena parte de la isla de Creta y se cree fue una de las causas de la desaparición de la civilización minoica.

Algunos investigadores postulan que la explosión minoica puede haber sido el origen del mito de la Atlántida. Si lo piensas bien, una isla con una civilización muy adelantada, que se ve condenada a desaparecer bajo el mar tras un desastre natural sin precedentes, suena mucho al menos en líneas generales a la historia que Platón contó sobre la Atlántida, sin embargo, a pesar de las hechas por el filósofo en sus obras Timeo y Critias, sobre el hundimiento de la isla, no toda la gente pereció, muchas personas sobrevivieron y se quedaron en la isla, tratando de reconstruir lo que había sido destruido, Thera sobrevivió, aunque no del todo intacta.

Puede parecer que morir ahogado mientras tu hogar se hunde en el fondo del mar es una manera terrible de acabar con tu existencia, pero es posible que haya cosas peores.

El hambre, por ejemplo.

Y exactamente, ese fue el siguiente reto al que se enfrentaron los ciudadanos de Thera. La erupción había acabado con los campos de cultivo, y sin cultivos para alimentar a la población, el hambre comenzó a pasear en la desolada Thera, pero no solo hambre, sino hambruna.

Y si mezclas hambruna y desolación, los instintos más salvajes y la peor cara de la humanidad se hacen presentes, luchas, discusiones, asesinatos y violaciones, comenzaron a extenderse a lo largo de la isla.

Las cosas no podían terminar así, debía encontrarse una solución para que lo poco que quedaba de la que había sido una de las más grandes civilizaciones prehelénicas, no terminará aplastada por el salvajismo, así que los habitantes de Thera hicieron un acuerdo, un acuerdo que tenía como finalidad devolver en algo la armonía al golpeado pueblo.

¿Qué fue lo que decidieron?

Decidieron dividir sus opciones de poder vivir, era claro que si todos se quedaban en la isla, pronto acabarían los unos con los otros, así que montaron en barcos a un buen grupo de sus habitantes, y los enviaron hacia la región de Libia, para que establecieran una colonia, que posteriormente se convertiría en la ciudad de Cirene.

Pero ¿Por qué Libia? ¿Por qué la ciudad que eventualmente sería conocida como Cirene?

Muchas veces las razones de los antiguos griegos son difíciles de entender; sin embargo, sabemos que si algo hecho por los griegos no puede ser explicado de una manera satisfactoria, podemos culpar al Oráculo.

Según Heródoto, los habitantes de Thera habían acudido ya con el Oráculo de Delfos en una ocasión debido a que tenían problemas con los cultivos, el Oráculo hablo y exigió una ciudad en Libia, algo que el rey no hizo, la crónica del historiador cuenta que al no cumplir con la exigencia del Oráculo "no cayó ni una gota de lluvia en Thera", y durante siete años los habitantes de Thera lidiaron con episodios de sequía, pasado ese tiempo los Theranos se organizaron y volvieron con el Oráculo, quien reiteró enérgicamente su punto de vista:

Construid una ciudad en Libia. Construid Cirene.

En vista de que la situación no había mejorado, sino que había ido a, pero, los pobladores no esperaron más.

Montaron a varios habitantes en los barcos, y zarparon rumbo a Libia.

Sin embargo, antes hicieron un juramento vinculante, una promesa de unión que se mantendría incluso a través de al amplio mar, una promesa sellada con las Kolossoi. Con el fin de garantizar que tanto los que se iban a fundar la nueva colonia, como los que se quedaban, estarían protegidos los unos por los otros en caso de ser necesario.

Quemaron dos efigies de cera. Una en representación de aquellos que se quedaban, otra en representación de los que se iban, en un ritual público, al que acudieron todos los pobladores, hombres, mujeres y niños.

Mientras la cera se derretía en el calor, una procesión de personas avanzaba, recitando una especie de conjuro…

"... que el que no cumpla estos juramentos... se derrita y disuelva como las muñecas, él mismo, sus descendientes y sus propiedades, pero los que sí los cumplan que permanezcan…”

Y lo hicieron, permanecieron, quizá con más suerte, entre los que navegaban hacia Libia, que fundaron la gran ciudad de Cirene, que entre los que se quedaron atrás en Thera, que se mantuvo como un puerto de paso en el mar Egeo con una importancia relativamente menor.

Después de toda esta historia, quizá podamos preguntarnos cuál es el poder, que se puede atribuir a la magia simpática, específicamente de las Kolossoi en la fundación de Cirene.

En primer lugar, podemos decir que Cirene prosperó. No para siempre, porque nada dura para siempre, pero a veces, una cosa dura lo suficiente. Prueba de ello son los personajes que nacieron en la colonia Therana, solo por mencionar algunos:

  • Aristipo (c. 435 - c. 356 a. C.), filósofo y fundador de la Escuela Cirenaica.
  • Calímaco (310/305 - 240 a. C.), poeta, crítico y estudioso en la Biblioteca de Alejandría.
  • Eratóstenes (276 - 194 a. C.), matemático, geógrafo, astrónomo; bibliotecario de la Biblioteca de Alejandría. El primero en calcular la circunferencia de la Tierra.

Entonces, quizá cumplir las promesas, te permita fundar una gran ciudad, aunque a veces, para garantizar que las promesas se cumplan, tengas que quemar una muñeca vudú de cera.

Fuentes consultadas:

Te has suscrito exitosamente a Mitos y más
¡Bienvenido! Has accedido correctamente.
¡Genial! Te has suscrito existosamente.
¡Muy bien! Tu email esta actualizado.
Tu enlace ha expirado
¡Bien! Revisa tu correo electrónico con el enlace mágico para acceder.