Apolo el más adorado de los dioses griegos.
Mitología Griega

Apolo el más adorado de los dioses griegos.

Apolo era el dios mas venerado por los antiguos griegos, su oráculo en Delfos era ampliamente visitado en el mundo antiguo.

¿Quién era Apolo?

Apolo, una deidad ampliamente extendida en la Antigua Grecia, con múltiples papeles dentro de la cosmovisión griega, era considerado como hijo de Zeus el dios de la tormenta y rey de los dioses olímpicos y Leto una deidad que posiblemente se asociaba con la adoración de la noche y el día en la Antigua Grecia.

Apolo también era el hermano gemelo de Artemisa, la diosa de la caza.

Apolo y Artemisa retratados según Alberto Durero.
Apolo y Artemisa retratados según Alberto Durero.

Apolo tuvo muchos papeles en la mitología griega, siendo el dios del dios del sol, el dios de las artes (especialmente la música, la poesía y la danza), el dios de la medicina, el protector de los pastores y sus rebaños, y el dios de la profecía.

Su oráculo en Delfos fue el más famoso del mundo, y su reputación se extendió mucho más allá de la cultura griega.

Mitos importantes

Nacimiento y Oráculo de Delfos

Según la leyenda, Apolo nació en la isla griega de Delos y alcanzó la edad adulta en sólo cuatro días. Para salir de la isla, se convirtió en un delfín y desencadenó una gran tormenta en el mar, en medio de la tormenta, Apolo se arrojó a la cubierta de un barco que estaba a punto de naufragar por el temporal, y lo condujo a salvo a la orilla.

Habiendo llegado al continente, Apolo partió hacia un importante oráculo de Gaia, la diosa de la tierra. El oráculo estaba protegido por una monstruosa serpiente, llamada Pitón, la que no solo protegía el oráculo, sino que también está la encargada de contar las profecías, en el mismo.

Maqueta del oráculo de Delfos, presente en el Museo Arquelófico de Delfos en Grecia.
Maqueta del oráculo de Delfos, presente en el Museo Arquelófico de Delfos en Grecia.

Apolo mató a Pitón, y reclamó el oráculo como suyo, el sitio a partir de entonces pasó a llamarse Delfos, ya que Apolo se había transformado en un delfín para llegar hasta el lugar.

Delfos se convirtió en el oráculo más famoso y visitado del mundo antiguo, se consideraba que estaba ubicado en el centro geográfico de la Tierra.

Las palabras del oráculo eran resultado de la inspiración que Apolo ejercía sobre una sacerdotisa, que generalmente daba sus predicciones al entrar en trance.

La sacerdotisa conocida como Pitia, en honor a Pitón, daba un mensaje que los sacerdotes se encargaban de interpretar y escribir, los sacerdotes del templo de Apolo en Delfos, afirmaban ser descendiente de los marineros cuyo barco había rescatado Apolo de la tormenta.

Apolo entregando información a la Pitia en un dibujo realizado por Constantin Hansen.
Apolo entregando información a la Pitia en un dibujo realizado por Constantin Hansen.

Amor, desamor y belleza

Los griegos consideraban la figura de Apolo como el ideal de belleza masculina; no es de extrañar que el dios haya tenido muchas aventuras amorosas y haya engendrado gran cantidad de hijos.

A pesar de su atractivo, hay numerosas historias sobre el fracaso de Apolo en conquistar el corazón de la mujer que deseaba. Hay incluso historias de amantes que le son infieles.

En una historia, se nos cuenta como Apolo se enamoró de Casandra, hija del rey Príamo de Troya. Con el fin de ganar su favor, Apolo le dio a Casandra el don de la profecía. Cuando ella lo rechazó, Apolo la castigó declarando que sus profecías serían exactas pero que nadie le creería.

En otra leyenda se cuenta que cortejó a la ninfa Sinope, quien le pidió que le concediera un favor antes de aceptar su propuesta. Cuando Apolo accedió, pidió permanecer virgen hasta su muerte.

Apolo, Dafne y el origen del árbol de laurel

Dafne huyendo de Apolo y transformándose en árbol de laurel. Autor anónimo.
Dafne huyendo de Apolo y transformándose en árbol de laurel. Autor anónimo.

Uno de los amores trágicos de Apolo fue Dafne, hija del dios del río Peneo. Apolo se enamoró de Dafne, pero ella no le devolvió el afecto. Cuando Apolo la persiguió por el bosque, se asustó tanto que pidió a gritos que su padre la salvara. Peneo convirtió a Dafne en un árbol de laurel para evitar los avances de Apolo. El decepcionado Apolo rompió una rama del laurel y le dio forma de corona, para llevarla en la cabeza en memoria de Dafne. A partir de entonces, el laurel se convirtió en un árbol sagrado para el culto de Apolo, que se dedicó a la adoración del dios. La corona de laurel también se convirtió en una marca de honor para los poetas, los vencedores y los ganadores de las competencias atléticas, qué se usa aún hoy en día.

Apolo y el por qué de que el cuervo sea negro

Un mito cuenta cómo las plumas del cuervo llegaron a tener el color negro característico, teniendo en cuenta que los antiguos griegos creían que el color del plumaje de este animal era blanco.

La leyenda en cuestión, narra que Apolo le pidió al cuervo que vigilara a la princesa Coronis que estaba embarazada de su hijo; sin embargo, el cuervo no pudo evitar que Coronis tuviera una aventura con otro hombre. Enojado con el cuervo, Apolo cambió sus plumas de blanco a negro. Luego le pidió a su hermana Artemisa que matara a Coronis. Cuando Coronis yacía ardiendo sobre la pira funeraria. Apolo sacó del cuero de Coronis su cuerpo a su hijo Asclepio. El niño más tarde se convirtió en el dios de la curación.

Los mitos de Apolo en contexto

El culto a Apolo estaba muy extendido no sólo en Grecia, sino también en el mundo antiguo. Se podían encontrar santuarios en lugares desde Egipto hasta Anatolia (ahora en el noroeste de Turquía).

Los romanos construyeron su primer templo a Apolo en el año 432 a.C., y se convirtió en uno de los dioses romanos favoritos. El emperador romano Augusto era un devoto adorador porque la batalla de Actium, en la que obtuvo la supremacía política, se libró cerca de un templo de Apolo.

La adoración de Apolo comenzó fuera de Grecia. Los cultos tempranos asociados con el dios se desarrollaron en Asia Menor y en las tierras al norte de Grecia. Varios cuentos lo vinculan con la ciudad de Troya. Se le atribuye el haber ayudado al dios del mar Poseidón a construir las murallas de Troya.

Se cree que el papel original de Apolo pudo haber sido el de protector de los pastores y rebaños. A menudo se lo representa sosteniendo una lira, como una representación de “la luz”, tanto de manera literal, al estar asociado con el sol, como de manera metafórica al asociarlo con la luz de la razón y el intelecto.

Apolo, representado con su lira en una columna de la Academia de Atenas. El dios a menudo era representado con una lira.
Apolo, representado con su lira en una columna de la Academia de Atenas. El dios a menudo era representado con una lira.

La popularidad de Apolo muestra claramente lo importante que era el aprendizaje y el intelecto para los griegos. Valoraban a sus soldados, por supuesto, pero también valoraban a sus pensadores. Los filósofos, inventores, científicos y artistas ocuparon lugares de honor en la sociedad griega.

¿Qué temas exploran los mitos relacionados con Apolo?

Para los antiguos griegos, Apolo representaba el orden, la razón, la belleza y el autocontrol.

Apolo es muchas veces representado sosteniendo un arco y una flecha, símbolos de su papel como el dios de la muerte y la enfermedad. Apolo también es a menudo representado sosteniendo un arpa o una lira, representando su papel como dios de la música y las artes o de los pastores.

Otro símbolo común de Apolo es un trípode, un taburete de tres patas o altar normalmente reservado para que los oráculos lo usen mientras se comunican con los dioses y predicen el futuro.

Disputa entre Heracles y Apolo por el trípode delfico en un jarrón ático.
Disputa entre Heracles y Apolo por el trípode delfico en un jarrón ático.

También se asociaba a Apolo von varios animales como el lobo, el delfín, el cuervo o la serpiente.

Apolo en el arte y la vida cotidiana

Como muchas figuras relevantes de la mitología griega, Apolo esta presente en muchas obras artísticas y literarias. Aparece por primera vez en la literatura griega en la Ilíada, el la que actúa como defensor claro y entusiasta de Troya, y en contra de los griegos.

Cabe recordar que La Ilíada se inicia con una disputa entre Apolo y Agamenón, quien tomó cautiva a la hija del sacerdote troyano de Apolo. A pesar de las súplicas del sacerdote y de las ofertas de rescate, Agamenón se niega a devolver a la niña. Como castigo, Apolo envía una plaga al ejército griego. En última instancia, Apolo mata al gran héroe griego Aquiles guiando el vuelo de una flecha disparada por el guerrero troyano París hacia el talón de Aquiles, el único punto vulnerable de su cuerpo.

Pintura de John Flaxman en la que se muestra a Apolo delante del ejército troyano, protegiéndolo de los ataques griegos.
Pintura de John Flaxman en la que se muestra a Apolo delante del ejército troyano, protegiéndolo de los ataques griegos.

Las esculturas antiguas muestran a Apolo como un joven esbelto. Uno de los más famosos es el Apolo Belvedere, una versión en mármol de una antigua estatua de bronce encontrada en Roma. El gran artista alemán Alberto Durero utilizó las proporciones de la estatua para crear su figura "masculina ideal".

Estatua de Apolo Belvedere presente en el Museo Pio Clementino de la Ciudad del Vaticano.
Estatua de Apolo Belvedere presente en el Museo Pio Clementino de la Ciudad del Vaticano.

Apolo aparece en el Himno a Apolo escrito por Percy Bysshe Shelley y Algernon Charles Swinburne. También sirvió de inspiració para un ballet de Igor Stravinsky. Más de veinte óperas han presentado a Apolo como figura central.

"Apolo" también fue elegido como el nombre del programa espacial de los Estados Unidos que resultó en el primer alunizaje exitoso de la humanidad.


Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...