Mitos, leyendas y folclore del mundo...

En la mitología griega Belerofón, también llamado Belerofonte, es un héroe importante, hijo de Poseidón y Eurinome, debe su nombre a que asesino de manera accidental a Belero un tirano que reinaba en Corinto, en este accidente también murió su hermano.

Tras matar accidentalmente a su hermano y a Belero, el héroe buscó protección del rey Proteo de Tirino, el que le dio refugio. Proteo estaba casado con Anteia. La reina quedó enamorada de Belerofonte e intentó seducirlo, sin embargo, el héroe se resistió. Enojada por el rechazo, Anteia le dijo a su marido que Belerofón había intentado violarla. Al enterarse de esto Proteo se puso furioso; sin embargo, no quería matar a un invitado, ya que violar la hospitalidad podía enojar de manera considerable a los dioses, así que decidió enviar a Belerofón con Yobates, rey de Licia y padre de Anteia. Proteo envió junto con el héroe una nota, que explicaba a su suegro aquello que le había sucedido a su hija, y en el que solicitaba que matara a Belerofonte.

Yobates, también, era reacio a matar a su invitado, así que decidió que la mejor manera de terminar con él era enviarlo a misiones peligrosas.

Primero, pidió a Belerofonte que matara a la Quimera, un ser monstruoso con cabeza de león, cuerpo de cabra y cola de serpiente, que respiraba fuego por la boca. Pero debido a su ascendencia divina, Belerofonte consiguió domar al caballo alado Pegaso, al que luego usó para luchar contra la Quimera. Aún con la ayuda del magnífico caballo, el héroe no podía acercarse a la bestia debido a su ardiente aliento, por lo que los dioses le ayudaron a formular un plan. Puso un bloque de plomo en el extremo de su lanza y lo alojó en la garganta de la Quimera. El calor de su aliento derritió el plomo, que bajó por la garganta de la criatura y la sofocó.

Belerofonte montando a Pegaso mata a la Quimera. Detalle de un medallón romano.
Belerofonte montando a Pegaso mata a la Quimera. Detalle de un medallón romano.

Tras la derrota de la poderosa Quimera, Yobates ordenó a Belerofonte que derrotara a dos ejércitos, incluyendo a las feroces Amazonas. Misiones en las que el héroe tuvo gran éxito.

A pesar de todo lo que había logrado conseguir, para el reino de Yobates, el héroe consideraba que el rey no era grato con él, es por ello que Belerofón habló con Poseidón sobre el mal trato que estaba recibiendo. En respuesta a la súplica de su hijo, Poseidón causó una gran inundación que asoló a Licia. Tras el castigo por parte de Poseidón, Yobates se dio cuenta de que Belerofonte era inocente de los cargos en su contra. Cuando descubrió que su huésped no había violado a Anteia, Yobates le dio a Belerofonte a una de sus hijas como esposa y le hizo heredero del trono de Licia.

Orgulloso de su éxito, Belerofonte trató de montar a Pegaso hasta el Monte Olimpo, creyendo merecer un lugar entre los dioses. Zeus al ver al joven tratando de llegar al Olimpio, envió una mosca para morder a Pegaso, el cual producto de la picadura se abalanzó y arrojó a Belerofonte al suelo. Belerofonte sobrevivió a la caída, pero quedó lisiado de por vida. Pasó el resto de sus días vagando por la tierra como un mendigo.

¿Qué temas explora el mito de Belerofonte?

Él tema más importante explorado por el mito de Belerofonte es el peligro de la arrogancia. Belerofonte, por su gran heroísmo, considera que merece ir al Olimpo. Los poderosos dioses olímpicos no están de acuerdo, y Zeus hace que Belerofonte caiga y quede lisiado de por vida.

Belerofonte fue uno de los héroes más célebres de la antigua Grecia. Siendo representado montando al caballo alado y matando a la monstruosa Quimera.

La tragedia de Eurípides, Belerofonte, detalla su historia, de la que sólo quedan fragmentos. Durante la Edad Media y el Renacimiento, el papel de Belerofonte fue perdiendo importancia a medida que las representaciones de Perseo se hicieron más populares entre los artistas y escritores, tanto que hoy en día Pegaso está prácticamente asociado con el mito de Perseo.

Te has suscrito exitosamente a Mitos y más
¡Bienvenido! Has accedido correctamente.
¡Genial! Te has suscrito existosamente.
¡Muy bien! Tu email esta actualizado.
Tu enlace ha expirado
¡Bien! Revisa tu correo electrónico con el enlace mágico para acceder.