Baucis y Filemón las ventajas de ser hospitalario.

En la mitología griega Baucis y Filemón son una pareja de ancianos que gracias a su hospitalidad con los dioses son recompensados.

Baucis y Filemón las ventajas de ser hospitalario.

Según la mitología griega, los dioses Zeus y Hermes tomaron forma humana y visitaron la tierra disfrazados de pobres viajeros. Cuando llegaron a Frigia, un antiguo reino situado en el centro-oeste de Anatolia, buscaron refugio, pero todos los rechazaron excepto Filemón y su esposa, Baucis.

Júpiter y Mercurio en la casa de Filemón y Baucis. Pintura de Peter Paul Rubens
Júpiter y Mercurio en la casa de Filemón y Baucis. Pintura de Peter Paul Rubens

La pareja de ancianos compartió con gusto la poca pequeña comida y vino que poseían con los extraños. Baucis y Filemón se dieron cuenta de que sus huéspedes eran dioses después de notar que la jarra de vino nunca se acababa y que su pobre vino era reemplazado por vino de la mejor calidad.

Una vez terminaron de comer y beber Zeus y Hermes llevaron a la pareja a una colina sobre Frigia y enviaron un diluvio para destruir la tierra y castigar a la gente que los había rechazado. Sólo la casa de la pareja de ancianos permaneció intacta.

Según la leyenda Filemón y Baucis querían ofrecer un banquete a los dioses, y lo único que podían ofrecerles era un pato, pero el animal escapó y los dos ancianos tuvieron que correr tras el, en su escape el animal los llevó a un sitio alto donde estuvieron resguardados del diluvio que destruiría Frigia.
Según la leyenda Filemón y Baucis querían ofrecer un banquete a los dioses, y lo único que podían ofrecerles era un pato, pero el animal escapó y los dos ancianos tuvieron que correr tras el, en su escape el animal los llevó a un sitio alto donde estuvieron resguardados del diluvio que destruiría Frigia.

Zeus convirtió la casa de los ancianos en un templo y concedió a Baucis y Filemón dos deseos que los ancianos habían pedido: servir como sacerdotes en el templo y, que cuando llegara el momento, morir juntos.

Muchos años después, cuando llegó el momento de su muerte, Baucis y Filemón se transformaron en árboles, un tilo y un roble, con ramas entrelazadas.

Filemón y Baucis transformados en un roble y un árbol de tilo. Pintura de Janus Genelli.
Filemón y Baucis transformados en un roble y un árbol de tilo. Pintura de Janus Genelli.

El mito de Baucis y Filemón en contexto

Frigia, la ciudad donde vivían Baucis y Filemón, era una región que abarcaba una gran parte del interior de la actual Turquía. La cultura frigia era distinta de la cultura griega, y el pueblo frigio adoraba a muchos dioses diferentes de los griegos. Los griegos a menudo asociaban a estos dioses con los suyos. Por ejemplo, el dios jinete nómada frigio Sabazios estaba generalmente vinculado a Zeus o Dionisio. Mucho de lo que se sabe sobre la cultura frigia proviene de las obras griegas existentes, como la Ilíada de Homero.

¿Qué temas explora el mito de Baucis y Filemón?

El tilo, es considerado por muchas culturas europeas como un símbolo de amor y fertilidad. El roble es ampliamente considerado como un símbolo de fuerza y firmeza, fue incluso empleado como símbolo de Zeus. Se sabe que ambos árboles tienen una duración de vida de muchos siglos. Las ramas entrelazadas simbolizan un vínculo entre las dos que promete ganar fuerza a medida que los árboles continúan creciendo.

En el mito, Baucis y Filemón son los únicos habitantes de Frigia que ayudan a los dos dioses disfrazados de pobres viajeros. Por esta razón, Baucis y Filemón también simbolizan la hospitalidad a los viajeros.

Baucis y Filemón tienen muy pocas apariciones en la mitología griega, pero su historia sigue siendo muy popular entre los artistas y escritores posteriores. La historia original forma parte de las Metamorfosis de Ovidio. Jonathan Swift escribió su propia actualización poética del mito, situándolo en Inglaterra alrededor de 1709.

En 1773 Joseph Haydn compuso la ópera para títeres Philemon and Baucis para el principié Nicolaus Esterhazy.

La novela Cold Mountain de Charles Frazier (1997) de la que existe una adaptación cinematográfica, utiliza el cuento de Baucis y Filemón como contrapunto a la pareja protagonista en la época de la Guerra Civil de Estados Unidos.