Io, Prometeo encadenado y la furia de una diosa traicionada
Mitología Griega

Io, Prometeo encadenado y la furia de una diosa traicionada

Analizamos en mito de Io una de las múltiples amantes de Zeus, su viaje mítico, y las características del cuerpo celeste que lleva su nombre.

En este episodio continuamos con nuestra exploración de los mitos relacionados con los satélites planetarios del sistema solar, esta vez abordamos los mitos del gigante Júpiter (Zeus) y su luna Io, su viaje mítico a través del Tártaro para escapar del castigo de la diosa Hera, su encuentro con el Titan Prometeo, y la que parece ser la venganza final de Hera, las características del cuerpo celeste de nombre Io.

Si te gusta este podcast no olvides suscribirte, y compartirlo en tus redes sociales, nos puedes encontrar en Spotify e Itunes.

Si hay algún dato que debamos corregir, o deseas dejar una recomendación, nos puedes contactar en Facebook y  Twitter

Transcripción del episodio:

La última vez, que hablamos de mitología lunar, echamos un vistazo a dos de las lunas de Marte, Fobos y Deimos, que podrían traducirse como Miedo y Pena).

Hoy, continuaremos nuestro viaje más allá del cinturón de asteroides de nuestro sistema solar, hacia los denominados gigantes gaseosos que conforman el sistema solar externo. El primero de estos mundos lleva el nombre de la deidad romana de la tormenta, Júpiter.

Bienvenidos a Mitos y más, un espacio en el que navegamos por  diversos mitos, leyendas y folklore del mundo.
Este es un podcast donde cuento historias que han dado forma a las culturas de todo el mundo. Algunas son historias increíblemente populares que crees que conoces, pero con orígenes sorprendentes. Algunas son historias que probablemente no has oído, pero que realmente deberías oír.

Júpiter, como la mayoría de los dioses romanos, es un transplante de la mitología griega. En la mitología griega clásica, Júpiter era conocido como Zeus.
Zeus al igual que Júpiter y la deidad indoaria Indra, usa un rayo de trueno, gobierna sobre los otros dioses, y usa su tiempo para tener relaciones amorosas con diosas y mortales por igual.

Estos interludios amorosos, como era de esperar, no eran del agrado de su esposa, Hera, que los romanos conocían como Juno, lo que ocasionaba frecuentes roces y peleas entre estas deidades, a veces con consecuencias cósmicas, por ejemplo nuestra galaxia, según la cosmogonía griega, es el resultado del intento de Zeus de dar inmortalidad a uno de sus hijos, Heracles, el cual estaba siendo amamantado del pecho de Hera, que al darse cuenta de la estratagema, retiró al infante de su pecho, ocasionado que un chorro de leche volara a través de de los cielos, dando como resultado lo que hoy llamamos la Vía Láctea.

Al igual que con Marte, las lunas de Júpiter son nombradas por seres mitológicos asociados con su dios planetario. Dado que hay más de sesenta lunas catalogadas, esto no será una exploración exhaustiva de todos los satélites jovianos, en su lugar presentaré ocho de las lunas mayores.

Las primeras cuatro son las lunas galileas, llamadas así ya que fueron descubiertas por el astrónomo italiano Galileo Galilei entre 1609-1610 aproximadamente, aunque una observación similar fue sugerida por el astrónomo chino Gan De alrededor del año 364 antes de Cristo, claro que con una menor cantidad de fanfarrias.

Aunque estas lunas sean recordadas como las lunas de Galileo, Io, Europa, Ganímedes y Calisto fueron nombradas por Simon Marius, astrónomo alemán que hizo los mismos descubrimientos, sólo un año después. Simon Marius puede haber sido olvidado por los libros de historia, pero su convención de nombres se ha mantenido durante más de cuatro siglos.

Más allá de este llamado grupo principal de lunas hay otro grupo de cuatro satélites conocidos colectivamente como el grupo interno. Estos cuatro cuerpos celestes se llaman Metis, Adrastea, Amaltea, y Tebe; después de abordar los mitos del grupo principal, destinaremos un poco de tiempo en estos satélites más más pequeños.

Io la primera luna galilea de Júpiter.

Abordaremos pues en primer lugar el mito de Io, la primera de las lunas galileas.

Zeus, alias Júpiter, como ya habíamos dicho es un hombre de mujeres, de muchas mujeres. Pero ir tras una de las sacerdotisas de tu esposa probablemente no sea lo más aconsejable, aunque seas el rey de los dioses. Esto, sin embargo, no disuadió para nada al dios de la tormenta, ya que engañó a su esposa Hera (Juno) con la joven mortal, Io.

Para lograr los favores de la joven mortal, el dios se le presentaba en sueños, de manera repetida, Io acudió entonces a su padre y le contó sobre su sueño, y este acudió al oráculo, que recomendó expulsar a su hija de casa, ya que si no lo hacia Zeus acabaría con toda su estirpe, así Io expulsada de su casa, no tuvo más remedio que entregarse al dios, para su mala suerte, Hera, había estado vigilando de manera celosa a Zeus y descubrió su engaño.

Los relatos varían en cuanto a lo que sucedió después: de cualquier manera, Io se transformó en una novilla. Podría haber sido Hera actuando por rabia, o podría haber sido Zeus tratando de protegerla, disfrazándola. En esta última versión, Hera frustra el plan de Zeus al pedirle que le entregue la vaca, dejándola luego bajo la custodia de un gigante de cien ojos llamado Argus Panoptes.

Por supuesto, esto no disuadió a Zeus. Ya que envió al dios Hermes, el embaucador, quien logró matar al gigante a través de una mezcla de canciones, historias y violencia. Aunque Io era libre, todavía estaba atrapada en forma bovina, y Hera, siempre enfurecida, envió una mosca para atormentarla constantemente. Esto hizo que Io huyera.

Si alguna vez has oído hablar de la vía fluvial del Bósforo, has oído hablar de manera indirecta Io. Bósforo es una palabra derivada del griego que significa el Pasaje del Buey; es la ruta que supuestamente tomó Io cuando huyó del insecto atormentador de Hera. También es el camino que la llevaría a Prometeo.

En la antigua obra griega Prometeo Encadenado, Io habla con el Titán que cumple su condena por haber entregado el fuego a los humanos. Prometeo consuela a Io, asegurándole que su transformación no es permanente. También predice que uno de sus descendientes resultaría ser el mayor de todos los héroes griegos, Heracles, una coincidencia útil para el dios sufriente, ya que es Heracles (Hércules en su versión Romana) quien finalmente libera al Titán atado.

Al final, Io llega a Egipto, es devuelta a la forma humana por Zeus, se casa con el rey egipcio y tiene hijos, muchos de cuyos descendientes tienen sus propias historias (sobre todo Heracles, aunque otros como Hipermnestra, Perseo y Dioniso juegan todos ellos un papel importante en la mitología griega).

Io el cuerpo celeste

¿Y qué hay de Io, la luna física?

Para empezar, si estás planeando tus próximas vacaciones allí, trae agua, mucha agua, porque en está luna no la encontrarás. Io podría haberse llamado mejor Tártaro, el "Infierno" griego (que es donde Prometeo estaba encadenado). Su superficie está marcada por la constante actividad volcánica; llena de flujos activos de lava, rebosantes de azufre.

A menos que seas geólogo, este no es probablemente el mejor lugar para ti, aunque los rasgos nombrados resulten una llamativa referencia del viaje mítico de Io, una variedad miscelánea de deidades del fuego, y personajes y lugares del Infierno de Dante.

Tal vez esta fue la venganza final de Hera: el infierno no se compara con la furia de una diosa despreciada, y el cuerpo celestial conocido como Io parece encarnar toda la indignación de Hera (por muy justa que sea).

Si te ha gustado esta leyenda, te esperamos en la próxima entrega. No olvides compartir esto con tus amigos, síguenos en nuestras redes sociales, Mitos y Más en Facebook y @mitosymas en Twitter
Esto es Mito y Más, un viaje alrededor de los diversos mitos y leyendas del mundo.

Fuentes consultadas

  1. The Editors of Encyclopaedia Britannica. Io. Encyclopaedia Britannica . [https://www.britannica.com/topic/Io-Greek-mythology]
  2. Theoi Project. Io. [https://www.theoi.com/Heroine/Io.html]
  3. Esquilo. Prometeo Encadenado.
  4. Io. NASA Solar System Exploration. [https://solarsystem.nasa.gov/moons/jupiter-moons/io/overview/]
0 Comentarios
Cargando...