Aten y el monoteismo en el Antiguo Egipto
Mitología Egipcia

Aten y el monoteismo en el Antiguo Egipto

En el antiguo Egipto se desarrolló una adoración monoteísta centrada en el sol como deidad única y todopoderosa, ese dios tenia por nombre Aten, aquí exploramos su mitología.

Aten, o Atón, era un dios egipcio antiguo que fue adorado durante el reinado del faraón Akenatón en la Dinastía XVIII, en el periodo correspondiente a los años 1350 y 1330 a. de C.

A diferencia de los faraones anteriores que habían adorado a muchos dioses, Akenatón afirmó que Atón era el único dios supremo. Este puede haber sido el primer ejemplo de monoteísmo, en el antiguo Oriente Próximo.

Relieve en el que se puede ver al faraón Akenatón y su familia adorando al dios Aten, representado como un disco solar.
Relieve en el que se puede ver al faraón Akenatón y su familia adorando al dios Aten, representado como un disco solar.

Atón era el disco solar, algo que alguna vez fue considerado un aspecto de Ra, una deidad egipcia mucho más antigua. Aten también es descrito como el dador de toda vida, y como hombre y mujer.

Mucho de lo que se sabe sobre la adoración de Aten proviene del Gran Himno a Aten, un poema inscrito en las paredes de las antiguas tumbas de Amarna, ciudad que se encuentra en la orilla oriental del río Nilo en Egipto.

El himno, cuya autoría se atribuye al propio Faraón Akenatón, describe a Atón como el único ser supremo y creador. Dice que Akenatón y su esposa, la reina Nefertiti, son las únicas personas capaces de entender al dios y expresar sus deseos. El himno habla de Atón como un dios amoroso que trae orden y belleza al mundo.

Mitos en los que interviene Aten

Atón, como el disco solar, no tenía cuerpo, ni mujer, ni hijos. Aunque se reconoció que contenía los elementos de otros dioses como Ra y Horus, no es sujeto directo de ningún mito conocido en la actualidad. Esto puede deberse al hecho de que no fue popular durante mucho tiempo; también puede reflejar los esfuerzos de los líderes egipcios posteriores para eliminar todos los rastros del dios del registro cultural egipcio.

Escena de un banquete en una tumba de la ciudad de Amarna, en lo alto se puede ver la representación de Aten, bendiciendo la comida.
Escena de un banquete en una tumba de la ciudad de Amarna, en lo alto se puede ver la representación de Aten, bendiciendo la comida.

Aten en Contexto

Originalmente llamado Amenhotep, el faraón Akenatón cambió su nombre por el de "mano derecha de Atón". Akenatón estaba decidido a promover a Aten como el único dios supremo y no a honrar a otros dioses. Con este fin, trató de deshacerse de las imágenes de otros dioses y de reducir el poder de los sacerdotes que dirigían la adoración de otros dioses. Construyó templos en Aten y estableció una nueva ciudad capital, llamada Akhetaten conocida hoy en día como Amarna.

La adoración de Atón como único ser supremo duró sólo durante los años del reinado de Akenatón. El pueblo egipcio no pudo aceptar la idea de un dios supremo y volvió a su antigua creencia en muchos dioses después de la muerte de Akenatón alrededor del año 1336 a.C. Destruyeron los templos de Atón, y el que una vez fue el ser supremo se convirtió en un dios menor entre todos los demás dioses.

El ascenso y caída de Atón es un ejemplo de cómo los faraones controlaban la práctica pública a través de sus poderes; Akenatón promovió a su dios favorecido en un esfuerzo por reunir a las masas para demostrar su poder, mientras que los faraones que siguieron eliminaron virtualmente a Atón como una forma de protesta contra el gobierno del faraón anterior.

Temas y símbolos relacionados con Aten

Atón fue representado como un disco que representaba al sol. Los rayos de luz que terminaban en las manos se extendían desde el disco y llegaban hasta el rey, su familia y el mundo natural. A diferencia de otros dioses egipcios, Atón nunca fue representado en forma humana.

Representación de Aten, el disco solar, a diferencia de otras deidades del antiguo Egipto, Aten no fue representado como un ser con apariencia humana.
Representación de Aten, el disco solar, a diferencia de otras deidades del antiguo Egipto, Aten no fue representado como un ser con apariencia humana.

Aunque Aten fue el dios más popular durante el reinado de Akenatón, su popularidad casi desapareció después de la muerte del faraón. El faraón Tutankamón, que asumió el control después de la muerte de Akenatón, abandonó la ciudad construida en honor de Akenatón y volvió a adorar a dioses que eran populares antes del reinado de Akenatón.

Muchos monumentos y gran parte del arte que honraba a Aten fueron destruidos, desfigurados o reciclados a lo largo de los siglos.

En los tiempos modernos, el Gran Himno a Atón se utilizó como letra para una canción de la ópera de 1984 Akhnaten de Philip Glass.

El Himno de Aknahenun fragmento de la opera de Philip Glass.

Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...