Sueños, Morfina y Puertas de Cuerno y Marfil.
Mitología Griega

Sueños, Morfina y Puertas de Cuerno y Marfil.

Los sueños con procesos que han fascinado a la humanidad desde tiempos antiguos, en este episodio del podcast exploramos los mitos relacionados con los sueños según la mitología griega.

Escucha "De sueños, morfina y cuernos de marfil. Los sueños segun la mitología griega".

Los sueños son procesos cognitivos complejos, que han fascinado a los seres humanos desde los tiempos antiguos, las construcciones mentales presentes en los sueños, que en muchas ocasiones se oponen a toda lógica, han llevado a culturas de todo el mundo a darles una expresión determinada, para los aborígenes australianos por ejemplo la creación del mundo acontece en un tiempo especial denominado “el tiempo de los sueños” (Dreamtime), y es durante el sueño en el que se supone que podemos contactar con alguna de esta deidades, algo parecido a lo que sucede en ciertas tradiciones africanas.

Estatua en honor a Tjilbruke, que es una de las figuras más importantes en las historias del tiempo del sueño, de los aborígenes Kaurna de la región de Adelaida. fue una figura importante en las historias del Dreamtime de los Kaurna de la región de Adelaida. Esta escultura de John Dowie se encuentra en Kingston Park. En un sitio en donde se supone que Tjilbruke realizó alguna de sus más formidables acciones.
Estatua en honor a Tjilbruke, que es una de las figuras más importantes en las historias del tiempo del sueño, de los aborígenes Kaurna de la región de Adelaida. fue una figura importante en las historias del Dreamtime de los Kaurna de la región de Adelaida. Esta escultura de John Dowie se encuentra en Kingston Park. En un sitio en donde se supone que Tjilbruke realizó alguna de sus más formidables acciones.

Aún hoy en tiempos más modernos, la expresión de los sueños continúa siendo intrigante y llamativa para los investigadores de múltiples especialidades y, aunque hemos realizado grandes avances en el conocimiento de los sueños, aún hoy existen ciertos aspectos que son verdadera incógnitas, en este episodio abordaremos la explicación de los sueños según los antiguos griegos y romanos.

Los sueños aún continúan siendo verdaderas incógnitas para muchos investigadores.
Los sueños aún continúan siendo verdaderas incógnitas para muchos investigadores.

Como dijimos, los sueños han fascinado a la humanidad, y múltiples culturas han tratado de dar una explicación a los mismos, según los antiguos griegos y romanos, los sueños fueron personificados y denominados colectivamente como los Oneiroi, estas deidades según la fuente que se consulte eran considerados los hermanos según Hesíodo, que es uno de los principales referentes clásicos de la mitología griega, o los hijos según Ovidio, poeta romano que en el interesante libro Las Metamorfosis cuenta varios de los mitos clásicos más conocidos, de Hipnos la deidad que personificaba al sueño, y de quien deriva la palabra hipnosis, a pesar de la diferencia en cuanto al parentesco con el dios del sueño, ambos autores están de acuerdo en los Oneiroi eran muchos, al parecer se podían contar en miles.

Pintura de René Antoine Houasse en la que se observa a Morfeo despertarse cuando  Iris se acerca.
Pintura de René Antoine Houasse en la que se observa a Morfeo despertarse cuando Iris se acerca.

Ovidio en Las Metamorfosis retrata la tierra en donde vive Hipnos, la tierra del sueño, que según el autor se ubicaba en una profunda cueva en el borde del mundo, un lugar desprovisto de luz y de sonido, que se halla envuelta por amapolas, flores conocidas por la obtención de diversos agentes narcoticos que se usaban como sedantes ya en la antigua Grecia, y que según la descripción del poeta Romano destilaban su elixir que esparcía el sueño en la tierra, cuando la oscuridad caía.

Es también llamativo que se nos diga que por debajo de esta cueva, corre el río Lethe, el río del olvido, cuyas aguas provocaban amnesia a quienes las bebían, esta podría ser la razón por la que olvidamos la mayoría de nuestros sueños.

Esta cueva está provista de varios pasillos, en las que descansan los alados Oneiroi, nuestros sueños, al parecer cada uno es responsable de algún tipo de ensoñación especifica, sin embargo Ovidio solo considera importantes a tres de los múltiples hijos, Morfeo, Fóbetor y Phantasos, que eran los que llevaban sueños a dioses, héroes y reyes.

Hipnos utiliza a Morfeo, del que se deriva el nombre de la droga morfina, para la tarea de imitar las formas humanas, tanto su voz, como sus actitudes y ropajes.

Pintura de Luca Giordano, en la que representa a la barca de Caronte, el sueño de la noche y Morfeo, parte de los frescos en la galería del Palazzo Medici-Riccardi en Florencia.
Pintura de Luca Giordano, en la que representa a la barca de Caronte, el sueño de la noche y Morfeo, parte de los frescos en la galería del Palazzo Medici-Riccardi en Florencia.

Si Morfeo sobresale en la tarea de crear imágenes humanas su hermano Fobetor, del que se deriva la palabra fobia, tiene la capacidad de transformarse en animales, pájaros y reptiles de los sueños, generalmente asociados con pesadillas de ahí su nombre.

Por último, Fantasos, del que se deriva la palabra fantasía, es el Oneiroi responsable de los sueños surrealistas, en los que lo inanimado interactúa con nosotros, por ejemplo aquellos en los bosques y las montañas hablan.

Esta pintura de Dalí titulada Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar, es un ejemplo del tipo de sueños surrealistas que según los griegos estaría producido por Fantasos. Vía Museo Thyssen.
Esta pintura de Dalí titulada Sueño causado por el vuelo de una abeja alrededor de una granada un segundo antes de despertar, es un ejemplo del tipo de sueños surrealistas que según los griegos estaría producido por Fantasos. Vía Museo Thyssen.

Los sueños son utilizados como fuentes de mensajes divinos en múltiples mitos, presentes en las obras de la literatura clásica. Así Morfeo actúa como mensajero divino de Juno ante Alcíone en Las Metamorfosis. En La Ilíada de Homero Zeus envía un sueño falso para engañar a Agamenón, mientras que en La Odisea un sueño llama a Nausicaa para buscar a Odiseo, y le da a Penélope una visión profética. En La Eneida de Virgilio, Eneas es despertado por un sueño que le advierte del saqueo de Troya.

Estas historias nos acercan a la visión del mundo antiguo acerca de lo complejo de los sueños, ya que pueden presentarse como fuente de noticias o profecías importantes, pueden ser enviados como mensajes falsos por parte de dioses entrometidos y también pueden no significar absolutamente nada.

Al darnos cuenta de esto ¿cómo podemos saber qué tipo de mensaje nos traen los sueños?.

La abnegada Penélope nos da algunas claves en La Odisea.

” Hay sueños inescrutables y de lenguaje oscuro y no se cumple todo lo que anuncian a los hombres. Hay dos puertas para los leves sueños: una, construida de cuerno, y otra, de marfil. Los que vienen por el bruñido marfil nos engañan, trayéndonos palabras sin efecto, y los que salen por el pulimentado cuerno anuncian al mortal que los ve cosas que realmente han de verificarse”.

Desafortunadamente, no hay forma de que nosotros, los simples mortales, sepamos desde qué puerta salen nuestros sueños; podemos esperar que aquellos que nos anuncian buena fortuna se hagan realidad. Sin embargo, nunca sabremos si eso llegará a ser cierto.

El psicólogo Carl Jung tenía una teoría que se podría aplicar en estaos casos, según este psicólogo, existían dos tipos de sueños, los sueños grandes y los sueños pequeños.

Los sueños pequeños son meras fantasías que provienen de la subjetividad personal, sin que tras de los se halle ningún matiz trascendente.

Los grandes sueños de Jung, por otro lado, son los sueños míticos, los que forman parte del inconsciente colectivo y se expresan en símbolos y arquetipos. Según el autor, estos son los sueños que se sienten más realistas y que permanecen en nuestra memoria durante días, los que intentan decirnos algo.

Así que, la próxima vez que Morfeo o sus hermanos te visiten mientras duermes, asegúrate de tomarte el tiempo para escuchar lo que dicen, tal vez tengan un mensaje que entregarte.

Mientras tanto, dulces sueños.

Fuentes consultadas

  • Benchenane, K. (2019). Dreams, sleep and memory. Futuribles, (4), 35-46.
  • Dean, C. (1996). The Australian Aboriginal ‘Dreamtime’. Victoria, Australia: Gamahucher Press.
  • Mito de Ceix y Alcíone en Las Metamorfosis de Ovidio. Libro XI, 410-748. Disponible online en: Wikisource.
  • Homero. La Odisea. Traducción de Luis Segalá y Estalella. Disponible online en Wikisource

Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...