La Historia Original de la Bella y la Bestia
Folclore

La Historia Original de la Bella y la Bestia

La Bella y la Bestia es un cuento ampliamente conocido por su versión cinematográfica realizada por Disney, pero sabias que es te cuento tiene una profunda historia tras de sí, en este episodio del podcast lo analizamos.

Escucha "La verdadera historia de la Bella y la Bestia".

La Bella y la Bestia es un componente común de muchas colecciones de cuentos de hadas clásicos, incluido la colección desarrollada por los hermanos Grimm. A pesar de que la mayoría de las colecciones de cuentos, reúnen historias de autores anónimos y origenes desconocidos, esto no sucede en el caso de La Bella y la Bestia, ya que sus origenes, aunque inspirados en historias más antiguas como el mito de Cupido y Psique, o el cuento del Rey Cerdo, se remontan a una novela francesa, publicada en 1740 y escrita por Gabrielle Barbot de Villeneuve.

La historia de La Bella y la Bestia, ocupa un libro entero, y es una historia amplia y compleja, mucho más que la versión que la mayoría de nosotros conocemos, la de Disney, esta versión se halla basada en una adaptación realizada en 1756 por Jeanne-Marie Leprince de Beaumont, quien suprimió la segunda mitad de la novela.

Bella y Bestia comiendo, en una pintura de Anne Anderson realizada para el libro Old Fairy Tales. Vía Wikimedia Commons.
Bella y Bestia comiendo, en una pintura de Anne Anderson realizada para el libro Old Fairy Tales. Vía Wikimedia Commons.

Pues veamos que fue exactamente lo que paso por la sala de corte cuando se modificó la historia original.

Aunque se cuenta en un entorno tradicional de cuentos de hadas, el enrevesado trasfondo de La Bella y la Bestia se lee más como un comentario social sobre las convenciones matrimoniales, y como un discurso sobre lo absurdo y arbitrario de las reglas que fluctúan dependiendo de la clase y el reino. Así que aquí hay una breve sinopsis del texto original:

A mitad de la novela, la Bestia ya se ha transformado de nuevo en Príncipe después de convencer a Bella de pasar la noche con él, rompiendo así la maldición que se le había impuesto.

A la mañana siguiente, su madre, la Reina, y una misteriosa hada buena, llegan a la puerta para celebrar. Aunque inicialmente la Reina se alegra por la unión de Bella y su hijo, su felicidad pronto se vuelve molestia, al darse cuenta de que Bella no es más que la hija de un comerciante, por lo que no es lo suficientemente buena para casarse con su hijo, que merece una esposa con sangre real en sus venas.

Es importante hacer notar en este punto que las objeciones iniciales de Bella a la Bestia, no fueron meramente superficiales. La palabra francesa para bestia, Bête, no sólo se refiere a una apariencia animalista, sino que también transmite una sensación de estupidez.

Ilustración de La Bella y la Bestia presente en Old-times Stories, publicado en 1921.
Ilustración de La Bella y la Bestia presente en Old-times Stories, publicado en 1921.

La Bestia original no sólo era horrible en apariencia, sino que también carecía de cualquier ingenio, capacidad de conversación, o algo de encanto que pudiera ablandar el corazón de Bella; es más hasta este punto, Bella y Bestia nunca desarrollaron una relación.

Sus conversaciones nunca pasaron de la Bestia preguntándole cómo estaba su día, y qué había hecho, seguido de la petición de su mano en matrimonio.

El afecto de Bella por la Bestia vino puramente del compromiso de honrar la obligación de su padre, el cual entrego a Bella como castigo por el robo de una de las rosas de la Bestia, y como gratitud a la bondad del monstruoso ser, no por amor, al menos al principio.

De hecho, Bella pasa la mayor parte de la novela enamorada de un hombre misterioso que la visita en sus sueños, y aunque este hombre finalmente resulta ser Bestia, Bella elige honrar la firme bondad y generosidad de la Bestia sobre el amor a ese hombre que se le aparece en sueños.

Entonces parece injusto que Bella, que estaba dispuesta a pasar por alto los terribles defectos de la Bestia, ahora esté siendo rechazada por la madre del Príncipe debido a sus orígenes, y que además se le pida que libere al Príncipe de las promesas que le hizo, por que no se merece un matrimonio con alguien de la nobleza.

A pesar de todo, Bella inicialmente acepta la petición de la Reina, y se prepara para liberar a la Bestia de su compromiso, es entonces cuando el hada buena viene a su rescate, y revela que la unión de la Bella y la Bestia fue orquestada como parte de una historia mucho más amplia y enrevesada.

En el trasfondo de la historia de la Bestia conocemos que después de la muerte de su padre, el Rey, la Reina fue forzada a combatir contra un vecino, que le declaró la guerra asumiendo que un reino sin un rey sería fácilmente usurpado. Así que la Reina tuvo que acudir a liderar sus tropas y dejó al joven príncipe al cuidado de otra hada, esta hada resultó ser malvada y hambrienta de poder.

Ilustración realizada para colección de cuentos clásicos.
Ilustración realizada para colección de cuentos clásicos.

Una vez que el Príncipe alcanzó la mayoría de edad, el hada malvada trató de forzar su mano en matrimonio; cuando este se negó, ella lo maldijo para que viviera sus días como una bestia horrible, encerrada, incapaz de revelar su secreto a nadie.

El hada buena entonces también revela que además de ser la que levantó la maldición, Bella es de hecho la sobrina de la Reina, lo que significa que es apta para casarse con la Bestia.

El hermano de la Reina, el Rey de las Islas Felices, se materializa en el castillo listo para reunirse con su hija perdida. A medida que esta confusa historia se desarrolla, nos enteramos de que el Rey de las Islas Felices había creído que tanto Bella como su madre estaban muertas.

La madre de Bella había sido originalmente una joven pastora, pero en las Islas Felices, las costumbres matrimoniales pertenecientes a la clase social eran inexistentes, por lo que el Rey era libre de casarse con quien quisiera, y se había casado con la joven, y la había elevado a Reina de las Islas Felices.

El hada buena entonces revela otra bomba, la madre de Bella no estamuerta, ni tampoco era una pastora, sino su hermana. Solo que mientras aquellos que viven en las Islas Felices podían elegir libremente con quien se casaban, el reino de las hadas no tenía tal libertad, y una vez que se descubrió que la madre de Bella se había casado con un mortal, el hada malvada (la que maldijo a la Bestia) se aseguró de que ella fuera encerrada por el crimen que había cometido. Cuando la madre de Bella desapareció de una habitación cerrada del castillo sin dejar ningún rastro, mientras su marido estaba fuera en sus frecuentes viajes de negocios, sus sirvientas asumieron lo peor y la declararon muerta.

El hada malvada decidió entonces que quería casarse con el Rey de las Islas Felices, así que cambió su forma por la de una Reina vecina y trató de conseguir que el Rey se casara con ella.

Aún con el corazón roto por la pérdida de su amada, rechazó educadamente sus avances, usando a la joven Bella como excusa. Entonces el hada malvada convenció a la niñera de Bella y a su marido para que llevaran a la niña al bosque y la mataran.

Cuando llegaron a un claro en el bosque para hacerlo, el hada buena rescató a su sobrina, y dejó un rastro de ropa ensangrentada para que el Rey de las Islas Felices y el hada malvada creyeran que Bella había sido masacrada por los animales salvajes. Cuando estaba huyendo, el hada buena pasó sobre la casa del mercader, y vio que su joven hija acababa de morir en su cuna, así que sustituyó a los bebés para que Bella fuera criada con seguridad hasta que llegara el momento de conocer a la Bestia.

¡Ah, querida Bestia, dijo ella; ¡Ay de que mi misericordia te mate así!. Ilustración de Eleanor Veré Boyle. Vía Wikimedia Commons.
¡Ah, querida Bestia, dijo ella; ¡Ay de que mi misericordia te mate así!. Ilustración de Eleanor Veré Boyle. Vía Wikimedia Commons.

El plan se desarrolló como se esperaba, y Bella y Bestia se enamoraron, y la maldición se rompió.

Para poner el punto final a esta historia, la madre de Bella, el hada que estaba encarcelada, es liberada de forma inesperada y repentina.

Con el regreso de la madre real de Bella, aparece también su padre adoptivo, con sus seis hijos y otras cinco hijas.

A pesar de la angustia de saber que Bella no era su verdadera hija, prometió un vínculo de amor familiar, y luego todos vivieron felices para siempre.

Como dato adicional, la versión original también tiene una escena maravillosamente surrealista en la que Bella, deseosa de compañía, se tropieza con una habitación llena de pájaros y otra llena de monos. Los animales hacen una obra de teatro, con los monos haciendo mímica de los papeles mientras los loros hacen de ventrílocuos, chillando sus líneas.

¿Ya estás confundido? Veamos si Disney adapta algún día esta historia.

Fuentes consultadas

  • García, A. Á. (1999). El cuento de Eros y Psique y la Bella y la Bestia: cuentos de viejas. Epos: Revista de filología, (15), 409.
  • Perrault, C. (1862). Cuentos de hadas. Administracion de la Maravilla
  • La Bella y la Bestia. Versión de Jean-Marie Le Prince de Beaumont. Disponible en español online en Wikisource

Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...