Los bárbaros también pueden ser cristianos.
Mitología Persa

Los bárbaros también pueden ser cristianos.

La Casa de la Sabiduría es el nombre de una famosa biblioteca ubicada en Bagdad, que representó el avance de la Edad de Oro del Islam y que fu destruida por los mongoles.

Los libros son fuente de conocimiento y sabiduría, y han sido objeto de censuras variadas a lo largo de toda la historia, ya sea por temor a que lo que llevan escrito en sus hojas sea la causa de ideas que contradigan al poder de turno en un momento dado, ya sea por considerar que las ideas contenidas dentro de si están en contra de la moral imperante en aquel momento específico, son famosas las piras de libros quemadas por los nazis en un afán de evitar y contener lecciones inapropiadas para sus seguidores. Pero no solo los nazis quemaron y destruyeron libros a lo largo de la historia, ya sea por convicciones religiosas, políticas o culturales muchas casas del saber han sido destruidas, y en muchas ocasiones las perdidas ocasionadas al conocimiento resultan inestimables.

Quema de libros en la Plaza de la Ópera en Berlín el 10 de mayo de 1933, uno de los casos más recordados del intento de desaparecer de manera selectiva las ideas que no resultan acordes con una postura determinada.
Quema de libros en la Plaza de la Ópera en Berlín el 10 de mayo de 1933, uno de los casos más recordados del intento de desaparecer de manera selectiva las ideas que no resultan acordes con una postura determinada.

En este episodio de Mitos y más abordaremos la historia de la Casa de la Sabiduría, una de las bibliotecas mas grandes del mundo antiguo, que fue derribada por una horda de mongoles que invadieron Bagdad la ciudad en la que esta enorme biblioteca se encontraba.

Bienvenidos a Mitos y más, un espacio en el que cuento mitos, leyenda y folclore de todo el mundo, historias desarrolladas por diversas culturas, en las que dioses, monstruos, héroes y humanos conviven, algunas increíblemente populares que seguramente has oido, pero que tienen trasfondos y orígenes que te sorprenderían, otras poco conocidas que probablemente no habías escuchado, pero que tiene mucho que decir.

Como he mencionado previamente, una horda de mongoles destruyo a la Casa de la Sabiduría, y seguramente al hablar de una horda de invasores barbaros, te imaginas a esos personajes retratados por la historia como seres sin ley ni dios, que causaron daños irreparables a diversas ciudades a lo largo de la historia, pues si piensas eso, seguro te sorprenderá saber que las hordas de mongoles que destruyeron esta gran biblioteca estaban bajo el mando de un cristiano, que mientras atacaba una supuesta biblioteca islámica, destruía en realidad muchos tomos de origen griego y latino, aun mas interesante es que el comandante de estas fuerzas, termino siendo budista, y dicen que la globalización es algo nuevo.

¿Estás confundido? Pues revisemos la historia un poco más de cerca.

La Casa de la Sabiduría, comenzó siendo construida como una biblioteca palaciega, en Bagdad en el año 762, en el momento en que el califa Al-Mansur fundaba la ciudad como la nueva capital de su imperio. Este período es conocido como la Edad de Oro Islámica, que corresponde a una época en la que el imperio islámico estaba floreciendo y en la que se invertían recursos en el conocimiento y la erudición.

Abu Yafar Al-Abdallah Ibn Muhammad Mans ur conocido como  Al-Mansur fundador de la ciudad de Bagdad y de la Casa de la Sabiduría.
Abu Yafar Al-Abdallah Ibn Muhammad Mans ur conocido como Al-Mansur fundador de la ciudad de Bagdad y de la Casa de la Sabiduría.

Además, en el siglo anterior a la llegada del Al-Mansur al poder los estudiosos islámicos habían empezado a adoptar la recién descubierta tecnología de fabricación de papel, desarrollada en China, y que había revolucionado el mundo académico debido a que modifico la capacidad de almacenar conocimientos.

El papel era tremendamente menos costoso y más rápido de fabricar que el pergamino de piel de animal que se usaba anteriormente, esto permitió que la biblioteca se estableciera como almacén de copias de muchos de los textos antiguos que se estaban traduciendo del griego, latín y persa.

Fabricación del papel en la antigua China.
Fabricación del papel en la antigua China.

Podríamos decir que la biblioteca era como una red de conocimiento global funcionando alrededor del año 762.

En el año 813 d.C., bajo la dirección del califa al-Ma'mun, la biblioteca continuaba floreciendo. El Califa fue un gran mecenas del conocimiento. Le fascinaba el antiguo Egipto e impulsó el estudio de la egiptología, incluso participando en las excavaciones arqueológicas de las pirámides de Giza. También encargó el primer observatorio astronómico construido en el mundo islámico, y envió académicos a países extranjeros para obtener y compartir conocimientos. La biblioteca atrajo a los mejores académicos persas y árabes, y se extendió para convertirse en un lugar de intercambio de conocimientos para los estudiantes. Con el tiempo, se convirtió en un precursor de la educación institucionalizada.

Al-Ma'mun envía y recibe manuscritos del emperador bizantino Theophilos. Pintura de Autor desconocido.
Al-Ma'mun envía y recibe manuscritos del emperador bizantino Theophilos. Pintura de Autor desconocido.

Desgraciadamente, todo lo bueno se acaba...

En el año 847 d.C., un nuevo Califa llegó a la ciudad, Al-Mutawakkil, a quien no le interesaba Egipto, pensaba que los griegos eran antiislámicos, y era un literalista cuando se trataba del Corán y de los Hadiths. Para usar el lenguaje moderno, él estaba en esa religión de los tiempos antiguos.

Y entonces, como ahora, sin importar la fe que profeses, la gente que piensa así no suele hacer mucho uso de las bibliotecas.

Después de todo, ¿qué podrías necesitar saber que no esté ya declarado en el algún libro sagrado? (Puedes colocar aquí el libro de preferencia)

Sin embargo, el siguiente golpe no vendría dado por parte de los fundamentalistas islámicos, sino de los mongoles, liderados por uno de los nietos de Genghis Khan, Hulagu Khan.

Hulagu creció rodeado de cristianos. Su madre era una princesa turca que era miembro de la Iglesia de Oriente, un iglesia que tenía lazos con el nestorianismo, una forma de cristianismo que veía a Jesucristo como carne y alma, hombre y divinidad, un dualismo que no encajaba bien con las ideas promulgadas por la jerarquía católica, que los consideraba heréticos, algo que obviamente no les importaba a los nestorianos.

Hulagu tenía varias esposas, pero su favorita, Doquz Khatun, también era cristiana, y lo mismo ocurría con Kitbuqa, su mejor amigo, y el general al mando de sus ejércitos. Fueron estos ejércitos los que destruirían Bagdad y todas sus bibliotecas, incluyendo La Casa de la Sabiduría, en el año 1258.

El asedio de Bagdad por parte de Hulagu Khan.
El asedio de Bagdad por parte de Hulagu Khan.

A diferencia de la famosa quema de la biblioteca en Alejandría, Hulagu no incendió la Casa de la Sabiduría. Se dice que ordeno que los libros fueran arrojados al río Tigris; y según cuenta la leyenda, el Tigris se volvió negro por toda la tinta.

Ríos rojos con sangre, ríos negros con tinta....

Afortunadamente, un famoso polimatólogo llamado Tusi, llego a salvar más de 400.000 manuscritos antes del asedio de Bagdad. Eso te parece mucho ¿verdad? Pues veamos ¿qué perdimos?

Manuscritos originales de Pitágoras, Platón, Aristóteles, Hipócrates, Euclides, Plotino, Galeno, Sushruta, Charaka, Aryabhata y Brahmagupta. Muchas de las traducciones sobrevivieron, pero en la mayoría de los casos, los originales se ahogaron en el Tigris.

¿Salió algo de este conocimiento que intento ser ahogado?

Bueno, si no te gusta el álgebra, puedes echar la culpa a la Casa de la Sabiduría. Si tienes un desdén similar por los algoritmos, que son la base de todos los sistemas informáticos, también puedes celebrar el ataque de Hulagu al conocimiento.

La Casa de la Sabiduría vio nacer la física, la óptica, la cartografía, la astronomía y los textos médicos que serían la base de la medicina occidental.

El concepto indio del número 0, que era ajeno al sistema de conteo europeo, como ejemplo podemos pensar en los números romanos, fue transmitido hacia occidente a través de la Casa de la Sabiduría. Además la primera máquina programable conocida del mundo, un dispositivo musical, también se fabricó en la Casa de la Sabiduría.

Podríamos decir que esta biblioteca era como el MIT, del Medio Oriente.

Ahora volvamos a Hulagu, el que intentó destruirlo todo....

¿Qué puede hacer un hombre después de intentar borrar la sabiduría colectiva de todos los tiempos?

Aparentemente, convertirse en budista.

Antes de que Hulagu muriera, decidió convertirse a una religión que históricamente ha celebrado el aprendizaje y ha evitado la violencia, para consternación de su esposa, que intento impedirlo, pero que aparentemente no lo logró.

Budista o no, Hulagu, es el último líder mongol conocido por tener sacrificios humanos en su funeral.

¿Cuál es la moraleja de esta historia?

Cuando el medio falla (y ninguna forma de medio es a prueba de fallos), todo lo que tenemos son las ideas y la memoria.

Por muy defectuosa que sea…

La memoria es la única Casa de la Sabiduría cuyas ideas no han logrado ser ahogadas.

Una de mis canciones favoritas de León Gieco, creo que esta de acuerdo con la idea expresada en este episodio, la importancia de la memoria.

Fuentes consultadas:

  • Jim Al-Khalili, La arrolladora idea que provocó el renacimiento científico en la Edad de Oro del islam. BBC Mundo. Disponible online en: https://www.bbc.com/mundo/noticias-44943402
  • Dominique Sourdel. Al-Maʾmūn. Encyclopædia Britannica. Disponible online en: https://www.britannica.com/biography/al-Mamun
  • Lyons, J. (2011). The house of wisdom: How the Arabs transformed Western civilization. Bloomsbury Publishing USA.
  • Algeriani, A. M. A., & Mohadi, M. (2019). The House of Wisdom (Bayt al-Hikmah), an Educational Institution during the Time of the Abbasid Dynasty. A Historical Perspective. Pertanika Journal of Social Sciences & Humanities, 27(2).

Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...