El mito de Aquiles: el héroe griego de la Iliada
Mitos de Europa

El mito de Aquiles: el héroe griego de la Iliada

Aquiles es uno de los héroes griegos más conocidos, su mítica historia que involucra un único punto débil, conlleva lecciones sobre la humildad, la venganza y la ira

Aquiles es uno de los guerreros más importantes de la mitología griega. Tenía fuerza, valentía, habilidades militares, orgullo y honor, cualidades que los antiguos griegos consideraban virtudes masculinas. Sin embargo, su comportamiento también estuvo marcado por la ira, la terquedad y la venganza. El conflicto entre las virtudes más grandes de Aquiles y sus debilidades demasiado humanas juega un papel importante en la heroica tragedia de la Iliada.

Antigua pintura griega (que data alrededor del año 300 a.C.) de Aquiles que mató al rey etíope Memnon, que luchó como aliado de los troyanos durante la Guerra de Troya.
Antigua pintura griega (que data alrededor del año 300 a.C.) de Aquiles que mató al rey etíope Memnon, que luchó como aliado de los troyanos durante la Guerra de Troya.

Como muchos héroes mitológicos, Aquiles era un semidiós. Sus padres eran Peleo, un rey de Tesalia en el norte de Grecia, y una ninfa de mar llamada Tetis. Según Homero, Tetis crió a Aquiles y a su mejor amigo y compañero, Patroclo.

¿Cuál es el mito de Aquiles?

La diosa Tetis sumerge al pequeño Aquiles en el río Estigia, que atraviesa el Hades. En el fondo, el barquero Caronte puede ser visto llevando a los muertos a través del río en su bote. La escena fue pintada por Peter Paul Rubens alrededor de 1630/1635 como parte de la serie de Aquiles.
La diosa Tetis sumerge al pequeño Aquiles en el río Estigia, que atraviesa el Hades. En el fondo, el barquero Caronte puede ser visto llevando a los muertos a través del río en su bote. La escena fue pintada por Peter Paul Rubens alrededor de 1630/1635 como parte de la serie de Aquiles.

Según la leyenda, la madre de Aquiles, Tetis, trató de convertir a su hijo en un ser invulnerable sumergiéndolo en el río Estigia, que fluía a través del Inframundo. Después, ninguna espada o flecha pudo herir a Aquiles dondequiera que el agua de Estigia le hubiera tocado. Sin embargo el agua no tocó el talón por el que Tetis sostenía a Aquiles, por lo que éste siguió siendo el único punto vulnerable de su cuerpo.

La fuerza y la superioridad atlética de Aquiles se notaron de forma temprana. Las leyendas cuenta que a los seis años, podía correr lo suficientemente rápido como para atrapar ciervos. Algunos mitos dicen que Aquiles aprendió a correr con el centauro Quirón, quien también le enseñó música, medicina, y las destrezas bélicas. Según algunas leyendas, Aquiles estaba destinado desde su nacimiento a sufrir uno de dos destinos: una larga vida sin gloria, o una muerte gloriosa en la batalla.

Pintura de Eugène Delacroix, en la que podemos ver a un joven Aquiles sobre los lomos del centauro Quirón.
Pintura de Eugène Delacroix, en la que podemos ver a un joven Aquiles sobre los lomos del centauro Quirón.

En la Guerra de Troya, Aquiles desempeñó un papel fundamental. La Guerra de Troya fue un conflicto de diez años entre los griegos y los troyanos. La guerra comenzó cuando el príncipe troyano París secuestró a una bella reina griega llamada Helena. Su marido, el rey Menelao, reunió un gran ejército y persiguió a París y Helena, rastreándolos hasta la ciudad de Troya. El ejército griego acampó fuera de las murallas de la ciudad y sitió a Troya durante diez años (en un persistente ataque contra la ciudad).

Cuando comenzó la guerra de Troya, los padres de Aquiles trataron de evitar que se uniera a las fuerzas griegas contra los troyanos para evitar que se cumpliera la profecía sobre su muerte en batalla. Pero los griegos sintieron que necesitaban a Aquiles para luchar con ellos porque habían recibido una profecía de que no podrían derrotar a los troyanos sin él. Por lo tanto, enviaron al héroe griego Odiseo para persuadir a Aquiles de que se uniera a la guerra. Aquiles aceptó luchar con ellos, aunque sabía que su elección le costaría la vida, porque valoraba más la gloria en la batalla que una existencia tranquila en paz.

Aquiles ganó la gloria en la batalla contra los troyanos. A lo largo de los diez años de asedio, atemorizó a las fuerzas troyanas, por la gran cantidad de soldados que murieron en sus manos.

Los troyanos estaban indefensos ante su enorme fuerza y su invulnerabilidad a las armas. Sin embargo, era un guerrero extremadamente orgulloso; cuando se sintió insultado por el líder de las fuerzas griegas, Agamenón, se negó a luchar con los griegos. Sólo regresó a la lucha cuando su amigo Patroclo murió a manos del gran guerrero troyano Héctor.

Pintura no acaba en la que se representa la muerte de Hector a manos de Aquiles.
Pintura no acaba en la que se representa la muerte de Hector a manos de Aquiles.

Aquiles se precipitó a la batalla en un furioso deseo de vengar la muerte de Patroclo. Persiguió a Héctor por las murallas de Troya tres veces antes de matar al príncipe troyano en un combate individual. Luego arrastró el cuerpo detrás de su carro durante nueve días, lo que impidió que los troyanos celebraran un funeral adecuado.

Los dioses obligaron a Aquiles a entregar el cuerpo de Héctor a su afligido padre, el rey Príamo de Troya. Poco después, Aquiles fue asesinado en el campo de batalla cuando fue golpeado en su vulnerable talón por una flecha disparada por el hermano de Héctor, París.

¿En que contexto se desarrolla el mito de Aquiles?

La Guerra de Troya en la que se supone luchó Aquiles, enfrento a griegos y troyanos por Helena, que puede ser tomada como un símbolo del orgullo griego, además de ser descrita como la mujer más bella del mundo.

Los estudiosos modernos no saben con certeza qué parte de la historia de la Guerra de Troya es ficticia, pero la historia refleja la realidad de una época en la que los antiguos griegos a menudo estaban en conflicto con regiones cercanas por el control de la tierra y los recursos.

La cultura guerrera de la antigüedad surgió de la necesidad de proteger la tierra utilizada para la agricultura o la cría de animales. Los guerreros también conquistaron más tierras cuando las malas condiciones agrícolas o el conflicto con otros pueblos hicieron necesario el desplazamiento.

Los jóvenes fueron entrenados en habilidades guerreras así como en el código de honor y gloria de los guerreros. Bajo el mando de Alejandro Magno, los griegos triunfaron en el campo de batalla y extendieron su imperio por gran parte de lo que hoy es Oriente Medio y Asia occidental. En una cultura basada en la transmisión oral como la de la Antigua Grecia, los relatos de batallas y heroísmo transmitidos de generación en generación destacaban la importancia de los hechos heroicos y la gloria.

Sin embargo, la gloria que Aquiles alcanza no lo convierte en un ejemplo perfecto de un hombre griego. Su orgullo le hace ponerse por encima del ejército en el que lucha, y resulta tanto en fuertes pérdidas griegas en batalla como en la muerte de su propio mejor amigo Patroclo.

Esta falla en el carácter de Aquiles refleja la importancia del grupo sobre el de un individuo para los antiguos griegos. En la antigua sociedad griega, la vida era tan difícil que la gente dependía en gran medida de sus relaciones sociales para sobrevivir; una persona que actuaba por sus propios intereses y no por los del grupo podía provocar la caída de todos.

¿Cuáles son los temas y símbolos que explora el mito de Aquiles?

Aquiles representa al guerrero supremo, buscando la gloria a través de sus habilidades como soldado. Elige morir en el campo de batalla, sabiendo que sus actos heroicos serán recordados para siempre, en lugar de vivir una vida larga y sin importancia lejos de la batalla.

Otro tema de la historia de Aquiles es la venganza. Después de tener una discusión con Agamenón, Aquiles se venga del rey al negarse a pelear. Esto lleva a la muerte de Patroclo, lo que lleva a Aquiles a buscar venganza contra el asesino de su amigo, Héctor. Después de que Aquiles matara a Héctor, París busca vengarse de Aquiles por la muerte de su hermano.

La ira de Aquiles pintura de Peter Paul Rubens
La ira de Aquiles pintura de Peter Paul Rubens

La influencia del mito de Aquiles en el arte y la vida cotidiana

Aquiles y su historia han aparecido de muchas formas a lo largo de los siglos. Además de ser el personaje principal de la Ilíada de Homero, fue objeto de varias obras de teatro escritas por los dramaturgos griegos Esquilo y Sófocles. Durante el Renacimiento, fue presentado como personaje en Troilo y Cressida de Shakespeare, también aparece en obras modernas como las películas Helena de Troya (1956), Troya (2004), y en la miniserie de Netflix Troya: La caída de una ciudad, además de aparecer en la serie de televisión animada de Disney Hércules (1998).

0 Comentarios
Cargando...