Aracne o el precio de la arrogancia

La habilidosa Aracne fue castigada por su arrogancia, en esta entrada exploramos este mito.

Aracne o el precio de la arrogancia

Aracne era una joven muchacha campesina de la Antigua Grecia, que era conocida por su gran habilidad como hilandera y tejedora.

Según el mito desarrollo tanto su habilidad que ningún ser humano podría competir con ella en cuanto a hilar o tejer se refería, y las telas que Aracne producía eran tan finas y perfectas, que se volvió famosa en toda Grecia por su singular talento.

Sin embargo Aracne se volvió arrogante debido a su gran habilidad, tanto que un día llegó a jactarse de ser mejor que Atenea, la diosa de la sabiduría, que había inventado el hilado y el tejido.

Al principio, Atenea se rió de las afirmaciones de Aracne, pero mucha gente empezó a aceptarlas y se alejó de los templos de Atenea y de los festivales que se celebraban en su honor. Fue entonces cuando Atenea decidió que tenía que darle una lección a la presumida muchacha.

Así que disfrazada de anciana, la diosa se presentó en la tierra y desafió a Aracne a un concurso de tejido. Atenea tejió escenas que retrataban el poder de los dioses y el destino de los humanos que se atrevieron a desafiarles. El tapiz de Aracne contenía escenas de los deslices románticos de los dioses, un tema que Atenea consideraba que hacía que los dioses parecieran tontos. A pesar de ello la diosa no pudo negar la calidad del trabajo de Aracne. Sin embargo, Aracne no pudo resistirse a jactarse de que su tejido superaba al de Atenea.

En ese momento, la diosa reveló su verdadera identidad. Destrozó el tejido y el telar de Aracne y golpeó a la chica con su lanzadera. En la desesperación, Aracne tomó una cuerda y se ahorcó.

Atenea sintió lástima de la joven muchacha, así que transformó la cuerda en una telaraña y convirtió a Aracne en una araña, un animal conocido por sus habilidades de hilado y tejido. Hoy en día, la clase de animales a la que pertenecen las arañas se llaman arácnidos, en honor a la chica que sabía tejer tan bien.

La fábula de Aracne pintura de Diego Velázquez.
La fábula de Aracne pintura de Diego Velázquez.

El mito de Aracne en contexto

En la antigua Grecia, todas las telas se creaban mediante el hilado a mano y el tejido. Se esperaba que casi todas las mujeres, independientemente de su clase social, supieran cómo hilar y tejer. Para muchas mujeres, tejer formaba parte de la vida cotidiana tanto como cocinar o limpiar, y la capacidad de hilar telas finas, era considerada una habilidad muy destacada.

¿Qué temas explora el mito de Aracne?

Aracne se asocia a menudo con las arañas y los telares de tejido debido a sus antecedentes. Como muchos mitos griegos, la historia de Aracne puede ser vista como una advertencia contra la arrogancia, o la confianza excesiva y la soberbia acerca de las habilidades propias. Aunque la diosa Atenea estaba dispuesta a admitir que el trabajo de Aracne era tan bueno como el suyo propio, Aracne insistió en que su trabajo era mejor, lo que la llevó a su caída.

Aracne en el arte, la literatura y la vida cotidiana

Arachne se representa a menudo como parte humana y parte araña. Una de las imágenes más famosas de Aracne es la ilustración grabada de Gustave Doré para la Divina Comedia de Dante. En la Divina Comedia, se menciona a Aracne como una de las residentes del Purgatorio como penitencia por su pecado de orgullo.

Pintura de Gustave Doré en la que se muestra a Aracne, parte de las ilustraciónes realizadas por el artista para el Purgatorio de Dante.
Pintura de Gustave Doré en la que se muestra a Aracne, parte de las ilustraciónes realizadas por el artista para el Purgatorio de Dante.

Más recientemente, el nombre Aracne se ha utilizado para representar a una superheroína, antes conocida como Spider-Woman, en varias series de Marvel Comics.


Share Tweet Send
0 Comentarios
Cargando...