Amor y pérdida en la época de invierno: 3 Cuentos

Amor y pérdida en la época de invierno: 3 Cuentos
La llegada del invierno marcaba el fin de la temporada de cosechas, de ahi que muchos mitos relacionados con este proceso hablen de la pérdida.
Escucha "Invierno: amor y pérdida. Tres historias." en Spreaker.

Escucha este podcast en: Spotify | Apple Podcasts | Google Podcast | Ivoox | Podimo |Spreaker | Himalaya | RSS

Bienvenido a Mitos y Más un espacio en el que cuento mitos y leyendas de todo el mundo, historias desarrolladas por diversas culturas, en las que monstruos, dioses, heroes y humanos, conviven, algunas ampliamente conocidas, aunque tal vez tengan matices que te sorprenderían, otras poco extendidas, pero que tienen mucho que decir.

Los calendarios pre-julianos de la antigua Roma sólo tenían 10 meses, desde finales de diciembre hasta principios de marzo sólo había una brecha invernal que no merecía un nombre. Esto podría deberse a que el invierno puede ser tomado como una fría, singular y sombría extensión de aquello que nos parece horrible y desolado, pero en realidad se debe a que los calendarios antiguos eran principalmente agrícolas, y la brecha invernal reflejaba la ausencia de cosecha.

Es así que los mitos relacionados con el cambio de las estaciones prevalecían en muchas culturas antiguas; así que mientras soportamos este pequeño invierno, al menos aquí en España en donde me encuentro, podemos contar algunos mitos y leyendas que se contaron en los fríos y sombríos meses de invierno como un recordatorio de que la primavera siempre volverá.

Antes de continuar con el mito te quiero recordar que puedes encontrar las notas y más contenido relacionado con la mitología universal en la pagina web mitosymás.com. Soy David García y esto es mitos y más un viaje alrededor de la mitología universal.

El mito de Deméter, la diosa de las cosechas, y su hija Perséfone, la reina del Inframundo, vienen a nosotros desde la Antigua Grecia y fue contada de nuevo como el mito de Ceres y Proserpina por los romanos:

El rapto de Proserpina de Niccolò dell'Abbate.
El rapto de Proserpina de Niccolò dell'Abbate.

Un día, mientras Perséfone se hallaba en el campo recogiendo flores silvestres, fue secuestrada por su tío, Hades, y llevada al Inframundo para ser su amante. Deméter al perder a su hija se llenó de angustia, y mientras buscaba a Perséfone presa de la desesperación, descuidó sus deberes, dejando que el mundo cayera en un invierno sin fin. Acudió a Zeus, para que interviniera en su ayuda, y aunque al principio el dios de la tormenta, se negó a aceptar ayudar a Deméter, al darse cuenta de la situación de desolación que asolaba la tierra, terminó por intervenir, sin embargo Perséfone, había comido algunas semillas de granada mientras se halla cautiva en el inframundo, por lo que tras negociar con los destinos, se estableció que Perséfone podía pasar parte del año con su madre, siempre y cuando ella regresara con Hades durante el resto del año.

Así, cada año, cuando Perséfone se retira al inframundo, su madre reanuda su duelo y el invierno cae sobre nosotros, y en primavera, cuando vuelve a acompañarla, el mundo florece de nuevo con la felicidad de su madre.

La doncella del Maíz Azul

The blue corn maiden representada en una pintura de Judith Behnk.
The blue corn maiden representada en una pintura de Judith Behnk.

Un mito muy parecido, proviene de los indios Hopi y su historia sobre su amada Doncella del Maíz Azul:

Un día cuando la Doncella del Maíz Azul estaba fuera recogiendo leña, Kachina de Invierno la encontró y se enamoró de inmediato. La llevó de vuelta a su casa y bloqueó todas las puertas y ventanas con nieve, por lo que se vio obligada a quedarse con él. Un día, mientras Kachina de Invierno estaba fuera, la Doncella del Maíz Azul hizo un túnel a través de la nieve y escapó. Hizo un fuego para calentarse, y cuando la nieve empezó a derretirse, Kachina del Verano vino en su ayuda. Al igual que Kachina de invierno, Kachina de verano también se enamoró de ella. Cuando Kachina de Invierno regresó, y los encontró juntos, rápidamente surgió una batalla. Los dos Kachinas quedaron igualados y finalmente llegaron a un acuerdo: La Doncella de Maíz Azul pasaría la mitad del año con cada uno. Ahora, cuando el maíz azul comienza a aparecer, la gente Hopi sabe que la primavera ha llegado.

Snegurochka la doncella de las nieves.

Snegurochka representada en una pintura poe Viktor Vasnetsov.
Snegurochka representada en una pintura poe Viktor Vasnetsov.

Los rusos cuentan una historia folclórica diferente, pero de belleza inquietante, la leyenda de Snegurochka, la doncella de las nieves. La historia comienza con una vieja pareja de campesinos solitarios que no habían sido bendecidos con hijos. Un día, después de que la primera nevada había caído, la anciana salió y creó una hermosa doncella a partir de la nieve. Mientras se lamentaba de lo mucho que deseaba tener un hijo, fue escuchada por Jack Frost. El Padre Invierno quien compadeció a la anciana, así que dio vida a una joven doncella de nieve. La pareja se alegró mucho al ver que finalmente tenían una hija. Todo el invierno vivieron felices trabajando codo con codo, y su hija se unió a la vida de la aldea. Pero, cuando llegó la primavera, la hermosa doncella de nieve se volvió cada vez más retraída, y se quedaba en casa siempre que pudo. Un día sus compañeras de juego llegaron a la puerta y trataron de convencerla de que saliera a recoger las primeras bayas de la primavera. Sus padres, preocupados por el bienestar emocional de su hija, la convencieron de que fuera. Las jóvenes recogieron las bayas maduras y jugosas durante todo el día y, al caer la noche, se dirigieron a un claro y encendieron una hoguera. La Doncella de Nieve miraba desde las sombras mientras las otras chicas inventaban un juego en el que todas se turnaban saltando sobre el fuego, riéndose y animándose mientras lo hacían. Finalmente, la soledad fue demasiado intensa para la Doncella de Nieve, y decidió unirse al juego. Mientras saltaba sobre las llamas, se derritió y desapareció, dejando a sus padres con el corazón roto.

¿Hay un tema en común en estas tres historias? De Perséfone a la Doncella de Maíz Azul y a Snegurochka, hay una persistente sensación de pérdida. El último cuento presenta una inversión - es la primavera que trae dolor de corazón a los padres de Snegurochka - un hecho con el que uno se imagina que el Hades y el Kachina de Invierno estarían de acuerdo.

Si te ha gustado esta leyenda, te esperamos en la próxima entrega. No olvides compartir esto con tus amigos, síguenos en nuestras redes sociales, Mitos y Más en Facebook y @mitosymas en Twitter

Fuentes consultadas: