David García
2 min de lectura

Las Nesoi: representación de las islas en la mitología de la antigua Grecia

Las Nesoi son un grupo de diosas raramente mencionado en la mitología griega, consideradas como las diosas de las islas, y descritas a menudo como deidades primordiales del panteón griego, y como hijas de Gaia, correspondiendo a los equivalentes femeninos de los Ourea, las montañas.

En la mitología griega se describían diez Oureas, pero el número de Nesoi era de cientos, debido a que cada isla griega estaba representada por una deidad específica.

El origen de las Nesoi la mitología griega tardía

Sobre el origen de las Nesoi, Calimaco, un erudito griego de origen libio, describe que las islas se crearon cuando Poseidón derribó a los Ourea con su tridente, arrojándolos al mar. Esto, sin embargo, significaría la transformación de dios a diosa, y por supuesto, Poseidón era un integrante tardío del panteón griego, nacido generaciones después de los protógonos.

Las Náyades y su relación con las Nesoi

En la mayoría de los textos que sobreviven es más común hablar de ninfas o diosas menores asociadas a las islas, o al menos de las fuentes de agua en la isla.

Así, cada isla estaba representada por una Náyade, las hijas, ninfas de agua dulce de Potámo; para los antiguos griegos, las Náyades en ocasiones daba su nombre alguna isla, como en el caso de Egina, que dio su nombre a la isla a la que fue llevada tras ser raptada por Zeus, y Salamis, que fue secuestrada por Poseidón.

Egina esperando la llegada de Zeus, obra de Ferdinand Bol. 

Otras diosas, que no eran náyades, también estaban asociadas con alguna isla de la mitología griega, por ejemplo Rodas, una hija de Poseidón y Anfiteatro, era la diosa ninfa de Rodas.

La isla de Delos es un caso diferente, ya que fue considerada en muchas fuentes antiguas como la diosa metamorfoseada Asteria; que había huido de los avances no deseados de Zeus.