David García
1 min de lectura

Hydros el dios del agua de los antiguos griegos

Hydros es considerado como el dios griego del agua en algunos textos antiguos, aunque sea sólo una de las muchas deidades griegas asociadas con el agua.

En términos de permanencia en el imaginario actual, sin embargo, Hydros es inferior en la jerarquía de las deidades acuáticas, porque mientras que otros dioses como Poseidón y Océano son ampliamente conocidos, y la deidad primordial apenas se menciona.

La razón de esta falta de reconocimiento se debe al hecho de que aparece en la tradición órfica mientras que la mayoría de las fuentes sobrevivientes y que perduran hasta la actualidad, se relacionan con una tradición basada en la obra de Hesíodo, La Teogonía.

Esto en esencia significa que las genealogías de los dioses y diosas griegas difieren, y no todas las deidades aparecen en ambas series de genealogías.

Hydros como deidad primordial

En la tradición órfica, Hydros era el dios primordial de las aguas, y por lo tanto un protógono, uno de los primeros dioses nacidos del cosmos.

En esta tradición, en sus inicios, sólo existían Hydros, Tesis y Barro que posteriormente se solidificaría transformándose en Gea (Tierra). Por lo tanto, esta deidad puede haber creado a Gea, al retirar el contenido de agua del fango.

De la unión de Hydros con Gea, según esta tradición se originarían Chronos y Ananke, dos deidades que se relacionan con el origen y el orden del universo, ya que dieron origen a Fanes el dios de la creación a partir del huevo cósmico.

La historias posteriores no mencionan al dios, y su papel en la mitología griega tardía es meramente anecdótico.