David García
2 min de lectura

Deidades primordiales

Deidades primordiales

Las primeras deidades en aparecer según la mitología griega se denominaban protogonos, palabra que puede traducirse como "primogénito", y era exactamente lo que estos dioses representaban.

Dioses primordiales según la Teogonía de Hesiodo

Hesíodo reconocería a once deidades primordiales, la primeras cuatro nacerían en el principio de los tiempos.

La primera de las deidades griegas en aparecer fue Caos, una diosa que posteriormente representaría el aire de la tierra; diferenciándose así del aire de los cielos y del inframundo. Poco después aparecerían otras tres deidades. Gaia, una deidad femenina, que, además de ser la personificación de la tierra, sería la madre de casi todas las demás deidades del panteón griego. Eros el dios griego de la procreación, que permitió la continuación de la vida; y Tartaro, un dios que existiría bajo la tierra, y se convertiría en la prisión del inframundo.

Hesíodo describe otros siete protogonos, aunque en realidad no eran "primogénitos", sino los hijos o nietos de Caos o Gaia.

Caos engendraría a Nix, la diosa griega de la noche, que salía de su cueva para traer la oscuridad al mundo. Nix estaba acompañada de su esposo-hermano, Erebo, el dios griego de las tinieblas.

El Sueño y La Muerte: los hijos de La Noche. Evelyn de Morgan 1883

Nix y Erebo se convertirían en padres de una tercera generación de Protogonos, cuando Eter, el dios del día, y Hemera, la diosa de la luz nacieron, y eran responsables de desterrar la noche y traer el día cada mañana.

Gaia daría origen a Urano, el dios del cielo, y Ponto, el dios del mar, siendo estos hijos de la tierra, según la visión de los antiguos egipcios.

Gaia también daría lugar a un grupo de dioses barbudos, que representaban las montañas, los Ourea.

Dioses primordiales según otras fuentes

Hoy en día, la principal fuente sobre dioses y mitos griegos es la Teogonía de Hesíodo, pero otros escritores en la antigüedad describirian a otros dioses y diosas griegos como deidades primordiales.

Los más famosos de estos protogonos adicionales son probablemente Chronos y Ananke. Las dos deidades griegas están presentes en el inicio de los timepos según la tradición órfica, siendo Cronos el dios del tiempo, y Ananke, la diosa de la compulsión y la necesidad. Se decía que estos dos dioses estaban entrelazados con todo lo que venía después.

Otros protogonos que también se mencionan son Hidros, el dios del agua; Fanes, el dios de la apariencia; Talassa, la diosa de la superficie del mar; Fisis, diosa de la naturaleza; Teesis, diosa de la creación; y Nesoi, las islas.